Los estúpidos

Sucede que las líneas de lo orgánico y bienaventurado se mezclan con aires de grandeza inexistente; avasallado espíritu colonial en búsqueda de aceptación cosmopolita. El espectáculo recibe nombre para que los individuos se sientan identificados: “ese soy yo, ese puedo ser yo”.

Esquivando los destellos que encandilan a los pelagatos, me encuentro en mi asiento de espectador idealista, tildado de antisocial e incluso estúpido.

No señor, ni señorita. Aquí los estúpidos, son otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s