El planeta entre tus piernas

Bonita, ¿dónde está la energía de tus ojos?
¿Qué pasó?
¿Cuándo perdiste el control de los elementos?
¿Cuándo abandonaste la capitanía de tu historia?

Eras fuego puro, viejita.
Defendías tus retazos con destellos de furia,
el mundo cabía en tu puño,
reducías cenizas a fracciones subatómicas…

Eras ventarrón de pasión, linda mujer,
El alboroto de las nubes era comandado por tu voz,
las sinfonías del común
se regían a tu son…

Eras cascada salvaje, niña azul,
erosionabas las fronteras,
los caminos llevaban tu nombre,
las sirenas, tu olor…

Eras fértil subsuelo, madre mía
yo era rama, tu, raíz,
abarcabas el planeta entre tus piernas
y lo saciabas hasta el fin…

¿Dónde te abandonaste, chiquita?
¿En que lugar dejaste tu pasión?
¿Quién arrebató tu vehemencia?
¿Quién se atrevió a desafiar tu palabra?

¿Fueron las copias de las horas?
¿el vacío eterno?
¿la persecución silenciosa de la muerte?
¿el frío abrazo de la cotidianidad?

Dímelo, mamita,
dímelo antes que sea tarde,
y yo me quede sin tu amor,
dímelo entre susurros de canela,
y cucharadas de almidón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s